lunes, 16 de enero de 2012

Canal 9, los judíos, el 15M, mi madre y Bertolt Brecht

"Primero se llevaron a los judíos, pero como yo no era judío, no me importó. Después se llevaron a los comunistas, pero como yo no era comunista, tampoco me importó. Luego se llevaron a los obreros, pero como yo no era obrero tampoco me importó.
Más tarde se llevaron a los intelectuales, pero como yo no era intelectual, tampoco me importó. Después siguieron con los curas, pero como yo no era cura, tampoco me importó. Ahora vienen a por mí, pero ya es demasiado tarde".
(Bertolt Brecht)
 Ayer me enviaba mi madre un mail en el que se recogía esta frase, y esta es la reflexión que me ha suscitado:

Sí, he recordado esta frase varias veces en los últimos tiempos. Es curioso, aunque también muy triste para mí, observar que ahora que el chapapote de la crisis va llegando hasta el último rincón, y va enlodazando a aquell@s que pensaron que nunca lo haría, en mi opinión est@s, sorprendid@s, parecen medio despertar, más enojados porque les hayan apeado de su cómodo status que porque estén indignados por una vulneración de los derechos colectivos.
Por otro lado, también tan curioso como cruel, el que por doquier se oyen ahora mini quejas cuando la guadaña de los 'recortes' va haciendo su trabajo, pero al ser tan pequeñas en número, en tiempo, en fuerza, tan sectoriales, son como el grito de protesta de la brizna de hierba ante el paso de la cosechadora.
Aunque nunca es tarde,  esto antes. Antes, más coordinad@s y más fuertes, me hubiera gustado ver esas protestas. Más que nada porque entiendo que entonces si hubieran sido bastante más efectivas.
Recuerdo una conversación con una periodista de Canal 9 en la plaza del 15M, cuando esté daba sus primeros pasos. La recuerdo por lo significativa que me parece. Ella me decía que 'estaba haciendo su trabajo' que si se lo dejaba, que quien le pagaba su hipoteca. Yo le argumentaba que aunque no lo parezca en el momento, creo que hay cosas más importantes que poder pagar la hipoteca o el alquiler a final de mes, entre otras,  nuestra dignidad como personas, la defensa de los derechos humanos. Entre otras cosas porque ya que en la trama de la vida todo está entretejido y conectado, defender al otr@ de la iniquidad, de la injusticia, es protegerme a mi mism@ de que mañana llame a mi puerta otra injusticia, por más que sea con otro rostro. De esa forma, la periodista de Canal 9 por poco sentido crítico que tuviese, pudo contemplar en este tiempo desde su atalaya periodística en 'Nodo 9', una gran variedad de abusos a la ética más elemental. Cómo quienes manejaban los hilos de ese foco de atención ciudadana que es un medio de comunicación público, solo lo enfocaban a determinadas realidades todas bien felices, a no ser que se tratase de accidentes fortuitos, inundaciones o males provocados supuestamente por otras administraciones no locales. Pero jamás, jamás se detuvo en las protestas de est@s o los otr@s contra el Gobierno Valenciano, en destapar las miserias, el sufrimiento, el arrastrarse de una buena parte de los valencianos y valencianas que podían haber llevado una vida más digna con una acción del Gobierno Valenciano más centrada en los intereses colectivos, que en llenarse sus propios bolsillos y los de sus allegad@s hasta reventar las costuras.
Ahora, irónicamente esa misma periodista de Canal 9, quizá ha sido alcanzada por el chapapote de los recortes en el ente público valenciano y el otro día se encontraba entre las decenas de trabajadoras y trabajadores concentrados ante el despacho del director de RTVV López Jaraba. Tarde. Al menos para ese trabajo, pero no para la lucha colectiva.
Cuando le pase el calentón del momento, habría que recordarle con cariño y con el objetivo de generar un cambio positivo, la frase con la que empezábamos y que ningun@ debieramos olvidar nunca por la sabiduría que encierra.

Post relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...